JAVIER NÚÑEZ GASCO
Terra de Ninguém
Cinco minutos de crítica de arte Five Minutes of Art Criticism 2004

Performance / instalación. Performance / installation.
Performance realizada en la feria de arte “Arco ‘04”. Madrid, España (11-15 de febrero 2004).
Performance at “Arco ‘04” art fair. Madrid, Spain (11th-15th February 2004).
Serie de impresiones digitales Lambda en color sobre papel Kodak Endura brillante montado en aluminio (dimensiones variables); lector DVD; monitor de televisión; auriculares, vídeo (España 2004; Mini DV; PAL; 5:4; color; sonido; 5’), lector CD, amplificador, altavoces; sonido (España 2004; cinta audio; 5’), texto en vinilo, esposas en metal labradas en bajorrelieve y collar ortopédico blanco.
Series of digital colour Lambda prints on Kodak Endura glossy paper mounted on aluminium (variable dimensions), DVD player, TV monitor, headphones, video (Spain 2004; Mini DV; PAL; 5:4; colour; sound; 5’), CD player, amplifier, speakers, sound (Spain 2004; audio tape; 5’), text on vinyl adhesive, metal handcuffs engraved in bas-relief, white orthopaedic neck collar.

 

Cinco minutos de crítica de arte por Victor Zamudio-Taylor

En la pieza, el elemento de sorpresa es muy importante; es decir: no había ninguna complicidad, ningún arreglo para participar en el ‘performance’ forzado. El que no haya habido ningún acuerdo, ningún diálogo — que yo no haya sabido nada —, ese elemento de sorpresa es muy importante. La primera sensación que uno tiene es de que se trata de algo violento y terrorífico, aunque, evidentemente — por cómo vino Paco Cao y el hecho de que estamos en la Feria de Arte —, no es que yo esté haciendo algo ilegal y de repente oiga el clic’, de repente esté arrestado…, pero hay ciertos sonidos y ciertas reacciones que son casi instintivas; y digo casi en el sentido de que, a mi modo de ver, el deseo y las emociones y la sexualidad y la subjetividad de uno son una construcción cultural, y vienen a jugar una función, ya sea si uno sigue siendo un producto de la construcción cultural de sus emociones, de sus deseos, de su subjetividad o si uno interviene como sujeto activo para desafiar o transformar el bagaje cultural con el cual le forman. Pero hay ciertas reacciones que son muy inmediatas y que son muy animales y tienen que ver con aspectos muy primordiales, por ejemplo con lo frío, lo caliente, el fuego…; en el momento de estar aterrorizado hay en muchas personas un resurgimiento de energía brutal y son ciertos mecanismos primordiales, animales, instintivos, de supervivencia. Hay situaciones desatadas por un olor o por una palabra o por un sonido que desatan el mismo tipo de mecanismos emocionales, corporales, cerebrales. Estás en un cine y alguien grita “fuego” ; sin duda, el 99% de ese público en ese cine va a entrar en pánico en segundos. Escuchar el ‘clic’ de unas esposas produce la misma reacción, es decir, es un sonido con tal carga de construcción cultural y tanto significado social que, aunque yo haya sabido que era una complicidad y que era un ‘performance’, hubo un instante en el cual ni recordé o me olvide de que era un ‘performance;’ en el momento en el que las esposas hacen ‘clic’.

Los presos, las personas que han estado presas por mucho tiempo, dicen que nunca se les olvidala última puerta que se cierra, el sonido de la puerta cerrándose. O sea, que hay sonidos que tienen un valor escultórico-social que desatan, mas allá de la especificidad cultural, sensaciones, emociones y deseos; eso fue, para mí, lo más importante. Fue no saber y el primer ‘clic’; después me volví partícipe consciente, y como tengo mucho que hacer y soy una persona a un nivel muy tímida y muy privada pero a otro un personaje súper público, actué y seguí mi rutina y sin ningún inconveniente; parecía que las personas estaban más incómodas que yo o que tú. A mí me da absolutamente igual hacer pis contigo o no. Sí me acuerdo mucho — y eso es importante decirlo — del gran trabajo que hizo Linda Montano, una artista del ‘performance’ que tuvo mucho auge en los años sesenta-setenta. Yo la conocí en los ochenta, y luego, en los noventa, dialogábamos mucho; ella estuvo esposada a un colega por un año y tenían que arreglárselas, cómo iban a hacer sus necesidades fisiológicas — el sexo era un tabú entre los dos — y tenían que, constantemente, coordinarse. Estuvieron un año. En inglés se llama “Endurance”. “Endurance” es cuando el ‘performance’ es una situación extrema y forzada, como el trabajo de Chris Burden o el de Linda Montano. Entonces, ya después del primer ‘clic’ y después del elemento sorpresa, para mí se convirtió en un ‘performance’, y en los momentos en que yo estaba dialogando contigo o con los galeristas que he estado visitando, se empezó a convertir en un ejercicio académico.

Victor Zamudio-Taylor

Top